FANDOM


Capitulo 14: "Mal sueño"

En colaboración con Gigavehl.

Mientras tanto, en la casa de Ana, durante la noche del mismo día...

Los amigos de Fleece se volvieron a reunir después de casi dos días de una intensa búsqueda en todo el valle de Glowville, quienes no obtuvieron ninguna pista que los llevara al paradero de su loco amigo. Ana estaba preocupada, Kenky revisaba un mapa de Geometryca viendo las posibles locaciones en las que estaría Fleece, y Carloh… veía la tele, pues ya era la hora de las noticias.

Ana: ¡DOS DÍAS Y SIN NADA! ¡AH! - grita furiosa - ¡No entiendo ahora a dónde habrá ido!

Kenjy: ¡Ana, calmate! Pronto lo hallaremos, él tarde o temprano también nos buscará…

Ana: ¡¿Pero y si está perdido?! ¡Apenas le hemos enseñado una mínima parte de al menos tres regiones de lo que son…! ¿Muchas? ¡AH! ¡Ni yo tampoco sé cuántas son!

Carloh: No lo se… ¿Y si aun sigue en Glowville?

Ana: ¿Cuales son tus razones para decir que aun sigue por aquí?

Carloh: Bueno, eso es almenos lo que creo, y lo que dicen en las noticias me da una pista de que hoy estuvo aquí, solo vean - fija la vista nuevamente al televisor y aumenta el volumen con el control remoto -:

“Y en otras noticias. ¿Recuerdan los estragos por un cubo infectado en el pueblo Spark de Glowville en el día de ayer? Pues al parecer se le ha visto nuevamente paseando como si nada en el día de hoy, en el mismo pueblo. Como lo oye, Un total de ocho guardias y un agente de policía lo persiguieron hasta el Arcade Knockout ¡Donde infectó a otro geometrycian y lo hizo su cómplice! Las autoridades resguardaron y bloquearon las salidas por completo sin haber evacuado la zona. Destrozaron también los sistemas eléctricos y hasta llamaron a las fuerzas especiales. Aun así y sorprendentemente, los infectados pudieron escapar. Pero al menos ya se tienen en la mira a los criminales, gracias a un rastreador. Uno de los cubos contaminados fue reconocido como Fleece, mientras que el segundo sigue sin reconocerse. Y se espera que…”

Ana: ¡ES FLEECE! ¡Podremos hallarlo! ¡Tan solo tenemos que ir a la delegación de pueblo Spark y…!

“¿Que? - escucha a su auricular - Oh vaya… Ok, si… - mira de nuevamente a la cámara - Noticia de ultimo momento. Al parecer el rastreador fue encontrado atado a la pata de una paloma, las autoridades siguieron su pista hasta Lime Meadow, y el agente en el caso, de nombre Maxwell Rottenware fue despedido por su incompetencia y falta de profesionalismo a la hora de actuar. También se le ha acusado por maltrato a su propio equipo qui…” - Carloh apaga el televisor -

Carloh: Creo que ya fue suficiente televisión por hoy…

Se escucha que alguien toca la puerta de la casa.

Ana va a abrir y se encuentra a Nika, bajo la lluvia, sosteniendo una maleta frente suyo.

Nika: Ehm… Cometí el error de reponer el inventario de la pizzería y pagar un hotel super caro y… Me preguntaba si podría quedarme en tu casa por unos días… Solo hasta que pueda conseguir dinero y buscar otro hogar…

Ana: Pasa...

~

Fleece vagó unas horas más, hoy al parecer estaba más oscuro que antes, algunos de los árboles del valle no se iluminaron, y ni las estrellas se veían en el cielo, tan solo fueron tapadas por las nubes. ¿Lloverá? Quién sabe, Fleece hoy no vio las noticias. Guiado por la escasa luz de algunas plantas, se dirigió a su casa, que al parecer tenía esa amarilla cinta de "No se acerque, escena del crimen". Recargados en la geopod, estaban unos guardias quién al parecer estaban esperando a Fleece, pero tanto rato tardó que se quedaron dormidos. Fleece sabía en qué situación se había metido, así que se fue por donde había venido.

Extrañamente los árboles restantes encendidos se estaban apagando, la oscuridad de la noche dominaba, se acercó al último árbol encendido y ahí se echó. Estaba exhausto, había ya tenido una larga persecución hoy, apenas y desayunó unos pays que había robado, pero en la tarde, nada. Empezó a lloviznar un poco, Fleece se recorrió más hasta el tronco, donde no caía ninguna gota de agua. Lentamente cerró sus párpados para gozar de un profundo sueño, esta vez sin los ronquidos de los molestos dragones, solo con el relajante sonido de la lluvia golpeando el césped...

Dentro...

Muy dentro...

En lo más profundo de los sueños de Fleece...

La aventura continuaba...

???: Fleece... Fleece... Fleece... ¿Me escuchas?

Fleece residía acostado en un frío negro piso, en medio de un oscuro lugar, de alguna parte…

???: Fleece, oye... ¿Si puedes oírme? Por favor... Responde... Te necesito Fleece…

Fleece abrió su ojo un poco, una tenue luz proveniente del ¿techo? Alguna parte, seguro... iluminaba a Fleece. Abrió completamente su ojo, sin antes parpadear algunas veces más. Reconocía está habitación.

???: ¡Ah! ¡Sabia que reaccionarias! ¿No me recuerdas, Fleece? ¿No se te hace familiar esta situación? Puede que tengas mala memoria... Pero yo sé que me recuerdas, además de que reconoces esta habitación... Vamos, Fleece... ¿Puedes levantarte? ¿Estas bien?

Fleece se levanta, la tenue luz se hace cada vez más fuerte, iluminando aún más la habitación oscura, revelando que el piso es una especie de arena gris y está en un cuarto de ladrillos negros, frente a él, y de dónde al parecer proviene la luz extra, está una salida.

Fleece está confuso, conoce la habitación, más no que hubiera una salida de ahí. Más de llega a la cabeza algo, como si fuera una flecha en forma de recuerdo, activando lo que le queda de cerebro y recordándole de quién es esa extraña voz…

Fleece: ¿A-amigo? - A pesar de que no lo ve, siente como este le sonríe... -

???: Ya sabía que me reconocerias... Fleece... No sabes que alegría me da verte por aquí... Pero... Me temo que no vamos a poder conversar así... Necesito decirte algo... Pero me temo que no puedo ir hacia ti... Lo único que tienes como guía es mi voz... ¿Crees poder hacerlo?

Fleece: Ehm... Yo creer que puedo que si.

???: ¡Fantástico! Entonces sigue el eco de mi voz... Solo que te diré algo... Deberías tener cuidado una vez salgas de ese cuarto... La zona por aquí no es muy amistosa que se diga…

Fleece sin pensarlo salió de la habitación para adentrarse en lo que era un largo túnel, se oía viento afuera, y unas partículas de arena iban al ras de este.

Salió del túnel para apreciar una maravillosa y... molesta y cegadora tormenta de arena…

Cerró su ojo lo más que pudo cuando lo golpeó el aire, pero lo mantuvo aborto lo suficiente como para ver y evitar que le entrara arena.

???: Tranquilo, Fleece... ¡Tu puedes! Avanza lento... Pero seguro... No hay prisas, a veces no hay que tomarse las cosas tan deprisa

Fleece se deslizó por las colinas de arena gris, y en la colina más alta a la que llegó, alcanzo a apreciar lo que parecía ser un lugar con paredes, quizá un lugar donde descansar y ver mejor, sin más demora bajó la colina

Y fugazmente entró al callejón de ladrillos desgastados

Por lo menos las paredes bloquearon la arena, ahora podría ver mejor hacia dónde se dirigía. El callejón seguía unos metros más intersectando con otro camino a la izquierda, lo siguió.

???: Fleece, no quiero presionar pero... Parece que tenemos tiempo límite... Tranquilo que aún sobra... Pero, por si te lo preguntas... Puede que este lugar lo odies también…

Cada vez que avanzaba, las paredes parecían más grandes de lo que había visto al inicio del callejón, el caminó intersectó otras dos vías más, uno que iba en diagonal a la izquierda y otro muy curvado que iba a la derecha. Tomó el camino curvado, no le dió mucha importancia na su decisión.

Al parecer la tormenta se había calmado pues ya no se oía más el viento no caía arena de los bordes de las paredes.

Los ladrillos de los que estaban hechos las paredes tenían colores más degradados que antes, hierba seca salía de entre las hendiduras y comenzaban a aparecer marcos de madera desgastados, con vidrios rotos o totalmente fragmentados, se podría decir que eran ventanas, pues del otro lado del marco había una incómoda oscuridad.

A Fleece le vino un deja vu de repente, sintió una gran conexión con este lugar, pero a la vez, negaba que alguna vez hubiera estado aquí.

Escuchó un vidrio romperse, Fleece sintió una profunda incomodidad y miedo, miró a todas partes y no sabía qué fue lo que hizo es ruido, pero miró abajo, al parecer él fue quien pisó un vidrio y lo rompió. Pero había algo extraño en este cristal hecho trizas.

Levantó algunos pedazos del vidrio roto, y notó algunas imágenes moviéndose, será... Alguna especie de animal con pequeños cuernos, y pelo blanco que lo cubría, parece estar jugueteando con otro ser de forma rara. Le recuerda un poco a el mercader de la tienda... Si, ese robot rojo que vestía un delantal marrón, ese ser tenía una forma parecida a la de ese robot, sin embargo, parecía un poco... viejo.

Fue adentrándose más en el camino, tomándose con otras 5 vías más, algo estaba mal con este lugar…

???: Fleece, que no te agobie este sitio... ¡Esa es su intención! ¡Trata de seguir adelante! Me temo que ni yo sé cuál sería el camino adecuado... ¡Tan solo sigue avanzando! ¡Yo sé que tu puedes!

Todos los caminos iban en diferentes direcciones, pero noto algo especial en el segundo camino que iba a la izquierda en diagonal, parece que estaban más de esos vidrios con imágenes. Entonces fue por ahí.

La decoración de las paredes se había tornado más simple, pero las hendiduras empezaron a formar símbolos desconocidos, el color gris se mantuvo. El piso cambio a uno de mosaicos de cruces gruesas, plantas secas y musgo brotaba de las paredes.

Algunos vidrios emitían ruido, algunos eran de risas, conversaciones de x cosa, gruñidos de enojo, gritos excesivos... Todo ésto le recordaba a algo, pero no sabía a qué, había un problema aquí.

Se desvió hacia un segundo camino sin darse cuenta, perdió el rastro de los vidrios y se topó de golpe con una pared que bloqueaba su camino. Había llegado a un callejón sin salida. Volvió por donde vino con prisa, pero había otro problema, ¿a qué dirección iba? Esto estaba mal, al azar tomó una dirección a la derecha, guiandolo a lo que parecía ser la intersección de los cinco caminos, estaba preocupado, sin capacidad de pensar bien. Tomó un camino a la izquierda, la decoración había cambiado ligeramente, tenía ese mismo ambiente de pueblo, pero este tenía un toque más moderno con paredes lisas de concreto de colores diversos, pero un tanto degradados

Volvió a toparse con tres desviaciones más, inseguro de cual tomar esta vez, se fue por la derecha que iba en línea recta. Avanzó y avanzó hasta llegar a una intersección de cinco... caminos... ¿Había vuelto a la misma unión? ¿O era una diferente? Fleece comenzó a preocuparse aún más. ¿Es esto acaso un laberinto?

???: Definitivamente...

A Fleece siempre le han disgustado los laberintos, y más cuando realmente él está en ellos. Entró en shock, ¿estaba acercándose o alejándose de la salida? Más entró en una fase de miedo, al oír un ruido como el de un murciélago, ¿hay murcielagos aquí acaso? ¿hay alguien más aquí que Fleece y su amigo?

  • SCREECH*

Volvió a oírse el extraño sonido, no cree que se trate de un ave Era más bien como un chillido, un grito, alguno de esos sonidos fantasmales que en verdad te asustan. Se volvió a oír el sonido del viento, pero Fleece alcanzó a ver en el cielo un tipo de sombra, ¿es acaso ella la que provocó ese ruido?

???: ¡Fleece! ¡Deja de distraerte! ¡No dejes de desplazarte! ¡Tampoco dejes que esa cosa te vea! ¡Creo que he descubierto un posible camino! ¿Ves esos extraños espejos, no? ¡Sigue estos caminos! ¡Pronto! ¡No sé que sea capaz de hacer esa cosa!

Fleece ahora se encontraba desplazándose de una potente amenaza.

*SCREECH*

Resonaba aquel misterioso ente volador. Fleece siguió por las desviaciones con mas espejos, sentía que recordaba esas situaciones, algunos de esos tipo animales, esos lugares y en especial aquel tipo de cabra.

Fleece ahora se encontraba desplazándose de una potente amenaza.

*SCREECH*

Resonaba aquel misterioso ente volador.

Fleece siguió por las desviaciones con mas espejos, sentia que recordaba esas situaciones, algunos de esos tipo animales, esos lugares y en especial aquel tipo de cabra. Las paredes iban cambiando de decoración en cuanto avanzaba, pero ahora mas seguido, unas con pilares tan blancos como la luz, otros completamente hechos de madera, unas un tanto más modernas, como aquellos edificios que vió en Geometro, Las decoraciones no tardaron en combinarse para formar una amalgama de colores y diseños. Sentía como el camino se iba inclinando hacia arriba, y una barrera entre colores rojizos y grisáceos como la arena que pisaba.

Cambió unas tres vías más hasta encontrar un camino más largo y recto que los demás, desde lejos vio una abertura en forma de grieta en la barrera.

???: ¡Pronto! ¡No pierdas el tiempo! ¡Ve ahí! ¡Seguro sales del laberinto!

Mientras más se acercaba a la grieta, el ente volador bajaba aún más pero al lograr entrar, el ente que iba tras él dio la vuelta para volver atrás.

Fleece se detuvo tan solo unos segundos para apreciar el acto, se alegró bastante, y no solo por que esa cosa se alejara, sino porque había completado su primer laberinto estaba feliz, pero era hora de continuar, no sabía por qué tanta prisa pero aun así tenía que llegar con su amigo.

La grieta era un tanto estrecha, pero cabía, al otro lado vió un extenso valle de arena, tan solo era ir colina abajo para encontrarse con lo que sería otro valle de columnas rocosas

Descendió, la superficie era un tanto más firme y sólida, como una roca, pero aun así algo agrietada.

Mientras bajaba tropezó con una roca que lo hizo rodar hasta caer en un agujero gigante de una curiosa forma circular.

Fleece: AAAAAHHH - gritaba el condenado mientras se escuchaba el eco de su propia voz en todo el lugar -

No tardó en caer en unas telarañas que por fortuna suavizan su caída en un áspero montón de arena.

Rodó unos metros más al fondo de este gran abismo, topándose con la misma superficie rocosa y golpeándose con una pared.

Permaneció unos minutos en el suelo, hasta que pasara el dolor del golpazo que había tenido, mas unos segundos para sacarse la arena de los ojos y levantarse enseguida.

Con la poca luz que entraba en la cueva, notó que había una clase de símbolos extraños en la pared en la que se había golpeado, los símbolos estaban acomodados en forma de círculo, algunos los reconocía pero otros apenas se tenía un recuerdo de ellos, pero el que más resaltaba era el de una gran X en el centro, con puntas muy delgadas.

Fleece: ¿Que ser este lugar aquí?...

???: Fleece... Sigue avanzando... Aquí no hay nada interesante... Esas cosas no son más que runas, pero nada en especial...

Fleece: ¿Amigo, tu saber que significar?

???: ... Eh, más o menos... Mira, según tengo entendido... Es algo relacionado con las "Personalidades", ah, el chiste es... Que es simple simbología... ¿Sí? Pero no es nada especial... Tan sólo eso... Aunque, eh... Aún no tengo del todo claro cómo es esto...

Fleece: Eh... ¿ok?... - Fleece al parecer no había entendido a su amigo -

???: Tan sólo trata de apresurarte... ¿Sí? El tiempo comienza a agotarse...

Fleece tan solo dio la vuelta por donde vino y trató de escalar el montón de arena para ver si podía salir del abismo. Sin embargo sintió un temblor en el piso y cayó nuevamente al fondo y fue enterrado en la arena. Fleece quedó extrañado, no sabe por que pasaba eso... Volvió a tratar de subir por el montón de arena con la esperanza de salir pero el temblor volvió con más fuerza tumbando de vuelta toda la colina de arena que se acercaba a la salida.

Fleece estaba molesto. ¿Esto es una clase de broma? Pero el temblor llegó todavía más fuerte dejando caer aún más arena y otras piedras al fondo del abismo. De pronto notó que la extraña gran equis en la pared daba un brillo verde, algo así como una linterna descompuesta que parpadea.

Los demás símbolos alrededor también trataban de dar esa luz lima, el temblor se intensifica aún más y de golpe... paró... Los símbolos se iluminaron por completo. La gran equis comenzó a expandirse unos centímetros más, hasta separar aún más los símbolos, estos se reacomodaron para formar un espacio vacío extra en la parte de abajo.

"Mi turno. Mi turno. Mio..." replicaban unas voces susurrantes en la cueva. Fleece estaba aterrado, pero la situación no parecía mejorar. Entonces Fleece comenzó a ser atraído por la extraña luz de la equis, pero él no se movía hacia ella, la luz lo movía hacia ella...

Fleece retrocedió lo mas que pudo, pero la luz era como una potente aspiradora y él como una diminuta partícula de polvo, no lo dejaría en paz. La equis dejó de atraerlo, pero en un instante está se envolvió en llamas. "ENTRA". "QUIERO MI TURNO". "ES MI TURNO". Replicaban nuevamente las voces, ahora con un tono más agresivo.

Volvió el temblor con más fuerza, la cueva se estaba... ¿volteando? Parece que la salida se movía hacia abajo. Y por la gravedad, Fleece fue arrastrado con la arena hacia el montón de arena en una de las esquinas de la cueva.

Nuevamente fue enterrado en arena, pero sintió que el piso se agrietaba, cayó a otra cueva un tanto más estrecha hacia una salida en forma de corazón invertido.

Salió como disparado de la estrecha pero amplia cueva hacia el aire. Pero esta vez no tendría una suave caída, esto dolería...

Fleece cerró su ojo, estaba preparado para el impacto, pero algo lo detuvo en medio del aire, sintió como unas manos huesudas lo cargaban, al abrir su ojo vio algún tipo de espectro esquelético con una simbólica cola de fantasma. Tenía unos largos cuernos afilados, y en sus cuencas un símbolo de dinero ($) que brillaba en tono verde.

Espectro Capitalista: ¿Quieres 100 monedas de oro por entrar a esa cruz en llamas?

Fleece: ¡AAAAAHHH! - Lanzó un grito de espanto tan fuerte que hizo que el espectro lo soltara para taparse los oídos... ¿tiene oídos?-

Otro espectro llegó por debajo sosteniendo a Fleece, este tenia unos cuernos mas gruesos que el anterior, pero este tenia unas pupilas en forma de cruz, formadas por una hoz y un martillo... oh...

Espectro Comunista: ¡Ja ja! ¡Te tengo pequeño amiguito!

Espectro Capitalista: ¡HEY! ¡Quita tus sucias manos de mi respetable cliente, apestoso comunista!

Espectro Comunista: ¡Dímelo a la cara corrupto cuernos frágiles! - suelta a Fleece dirigiéndose con los puños cerrados hacia el primer espectro -

Fleece volvió a caer en instantes, hasta ser atrapado por algunos espectros más que lo toman en sus brazos.

Todos al parecer tienen algún símbolo perteneciente a aquella tabla de la cueva.

"¡Es mio!" "¡Dámelo, es mi turno!" "¿Quién está tocando mi trasero?" "¡No tienes trasero!" "¡Suelten mi cubo!" "¡Yo lo tomé primero!"

Discutían entre sí por Fleece, hasta que accidentalmente lo soltaron y lo dejaron caer. Rodó por la áspera arena hasta llegar al fondo del valle, que locura...

Fleece: Mi-mi esar si bien, no se ellos que estarlo bien... ¡Auch! - se quejó del dolor de la caída -

Espectro Pirómano: ¡Ahí está! - apuntó con su dedo la ubicación de Fleece -

Fleece se levantó del suelo y comenzó a deslizarse en línea recta.

???: ¡Oh no! ¡Fleece! ¡Pronto! ¡Ya estás por llegar! ¡¿Ves ese valle de rocas?! ¡Corre hacia ahí! ¡No lo dudes! ¡Tienes que hacerlo si quieres sobrevivir!

Fleece hizo lo que le pidió, se deslizó los más rápido que pudo hacia el plano valle rocoso, los espectros aun así eran más rápidos.

*SCREECH*

Extendían sus flacas manos para atraparlo. Fleece conocía esta situación, ya la ha vivido un montón de veces...

Ya se encontraba entrando en el valle rocoso, de por si había cientos de piedras en su camino.

Sin embargo serían obstáculos fáciles, tomando una roca a la vez las arrojó hacia atrás mientras continuaba escapando de sus perseguidores flotantes.

*PAM*

Los golpeo con fuerza a uno de los fantasmas, quienes al parecer eras susceptibles a cualquier solido.

Sin detenerse seguía arrojando rocas, uno a uno fueron derribados, Fleece a pesar de no mirar atrás tenía una buena punteria. No se le escapaba ni uno.

Susurrando entre ellos, los espectros restantes, sabiendo que no lo lograrían atrapa, regresaron a la cueva, estampandose cada uno devuelta a su símbolo correspondiente.

Fleece en cambio siguió deslizándose y deslizándose hasta llegar a un punto en el que... no veía a su alrededor... Entró en una espesa niebla, ya no había ningún obstáculo a su alrededor, nada, ni una roca. Se detuvo.

???: Fleece... No te detengas, no es el final del camino... En serio, ya estas por llegar a donde me encuentro... ¿No oyes de casualidad un poco más claro mi voz? Bueno, aprovéchalo y sigue mi voz... Sé que lo estarás escuchando de algún lado... ¡Trata de seguir ese camino!

Fleece escasamente escuchaba su voz, resonaba en su sistema auditivo. Aún así pudo predecir de dónde venía.

Volteó a su izquierda, por ahí venía.

Fleece: ¡Sigue hablando! - gritaba tratando de contactar a su amigo, mientras el eco de su voz se esparcía por los alrededores -

???: ¡Jeje! ¡Ya sabia que me ubicarías pronto muchacho! ¡¿Si me oyes?! ¡Estoy por aquí!

La voz se escuchaba con un tono menos de volumen. Sin duda ya estaba cerca de su amigo.

Fleece siguió deslizándose justo a la izquierda en línea recta. El camino estaba libre, ni habría nada que lo detuviera, a no ser que…

???: ¡Alto! ¡Fleece! ¡Detente! ¡En esa cueva hay un abismo bastante camuflada! ¡Espera, no corras!

Fleece no escuchaba por lo emocionado que estaba, podría ahora conocer a su amigo cara a cara, ¿Cómo sería? ¿Le gustará el chocolate? ¿Que hace para divertirse? ¿Tiene más amigos? ¿De que raza es?... Pensaba y pensaba pero no escuchaba…

???: ¡Fleece! ¡Fleece! ¡¡Fleece!! ¡Detente! - Sin resultados - ... ¡Con un demonio! ¡¡¡ALTOOOOO!!! - Gritó con todas sus fuerzas provocando un enorme eco en toda la cueva e incluso, escuchándose un peculiar rugido acompañado con el grito

Fleece sale del trance y se detiene justo antes de caer en un muy profundo abismo, camuflado entre la espesa niebla. Siente como su núcleo late con rapidez. Eso estuvo muy cerca…

???: - suspiro - Fleece, a veces no hay que dejarse llevar tanto por los pensamientos de uno... Nunca sabes lo que puede suceder después... Y este... Es un claro ejemplo de ello…

???: Pero eso ya no importa... Al menos no caíste ahí, Fleece. Sigue mi voz, solo una vez mas. Y por fin podremos vernos después de tanto tiempo…Pero como ves el Abismo es tremendo... Y no vas a llegar con un salto... Así que me temo que vas a tener que subirte a esos pilares rocosos que se ven muy agrietados... Sí, están frágiles... Pero oye, tranquilo. Si vas con cuidado y te relajas, podrás cruzarlo sin problema, confía en mí, Fleece... Yo sé que esos pilares, por muy frágiles que sean, soportarán tu peso... Una vez cruces ese abismo, el resto será pan comido...

Fleece estaba inseguro de lograrlo, pero todo sea por su amigo.

Tomó un impulso retrocediendo unos metros y en la orilla del abismo dió un gran salto hacia una columna que estaba frente suyo. Al llegar, mantuvo equilibrio en el centro, temía en caer.

Sentía como si todo su cuerpo estuviera hecho de ese sentimiento de nervios, terror al caer en la oscuridad. Asomó su cabeza al borde del pilar deforme, no parece que haya algo al fondo. Más volteó a ver a la cueva, su destino final, noto un brillo rojizo, un destellar agradable en este mundo extraño que le daba esperanza de continuar. Manteniéndose en el centro y concentrado, dió un salto más a otro pilar. Con fuerza se detuvo antes de inclinarse más al borde.

¿Esto era como el Dash, no?

Dió un salto más a una roca plana que flotaba en el aire, pero…

*PUM*

Un golpe muy fuerte en el suelo, fuera del abismo se escuchó, parecía ser desde lejos.

*PUM*

Otro golpe que sacudió aún más a la tierra y perturbó los pilares. Una figura algo inusual, al lado contrario de la cueva, justo de donde provenía Fleece, se vió una sombra.

Notó dos destellos verdosos paralelos en lo que parecía ser la parte de arriba de la sombra

*PUM*

La sombra parecía crecer más, los destellos verdes se hacían notar más, y agujeros en la gran sombra se empezaron a notar

El destello verdoso le recordó a Fleece aquella tabla redonda con todos esos símbolos en esa estrecha cueva.

*PUM*

Se escucharon dos golpes a la lejanía, el esqueleto gigante volvió a pisar mal y cayó de rodillas.

*PUM* *PAS*

Tan solo se veía como se abalanzaba, de atrás a adelante. Sus pupilas comenzaron a parpadear hasta que se apagaron.

Sus costillas cayeron primero, luego sus brazos se desbarataron.

Hasta que finalmente perdió el equilibrio y comenzó a caer al frente... ¡OH DEMONIOS!

El cráneo del gran esqueleto se dirigía hacia Fleece

Volvió a dar saltos y saltos en las resquebrajadas plataformas rocosas

Se apresuró a llegar antes de que fuera aplastado.

Las columnas empezaron a unirse en el vacío, salto tras salto tras salto llegando al último pilar que comenzó a desbaratarse.

???: ¡Fleece! ¡No te centres en esa cosa! ¡Tu sigue tu camino! ¡No bajes el ritmo y piensa que esa cosa no te aplastara! ¡¿Me escuchas?! ¡Esa cosa no te aplastará! ¡¡No te aplastará!! ¡Lo lograras!

Se abalanzó, sintió como perdió el equilibrio, pero como si fuera un milagro, dió un gran salto llegando justamente a la entrada de la cueva.

El resto del cuerpo esquelético cayó, haciendo temblar tanto la tierra que todo se vino abajo

El borde del abismo, lo que había antes del abismo, todo el terreno se rompió y se vino abajo

Tan solo un impulso verde salió del cráneo, y con el, un montón de fugaces espectros esqueléticos.

La montaña se separó de la zona de impacto, flotando en el vacío, siendo empujada hacia alguna parte de este raro mundo.

Dirigiéndose entre curiosas estalagmitas y estalactitas inclinadas que apuntaban al destello de la cueva, Fleece cumplió su cometido. El aire no era como se lo esperaba, era frío, muy frío, un tipo de cristal gélido negro cubría las paredes de la cueva.

Llegó a la sala principal, caras espectrales rojas parecían volar por las paredes y el techo del cuarto

En el centro yacía un bulto negro, cubierto por una capa oscura con lo que parecía tener brillantina, dándole un aspecto estelar y cósmico.

El bulto parecía moverse, volteó, mostrando la cabeza de lo que parecía ser un dragón muy anciano y arrugado, de cuatro cuernos en la parte superior de su cabeza.

También enseñó dos brillantes ojos verdes de aspecto reptiliano.

Aquí estaba…

???: Fleece... Al fin has llegado... - Esboza una sonrisa - No sabes cuanta alegría me da verte... - Dice mientras se levanta lentamente sin quitarle la mirada - Sabría que lo lograrías... Amigo...

Fleece finalmente pudo ver cara a cara a su amigo. Más no sé lo esperaba tan de esta manera. Además, había algo que lo inquietaba...

Reconocía esa misma figura de su amigo, ya la había visto antes... Y como si fuera una flecha a toda velocidad, un flashback le llegó a la cabeza… Recordó aquel oscuro día de antier, en Cloudfields, vio pelear a Skywind, el ser nuboso rey de Cloudfiels, contra un dragón negro de presencia oscura. Ese mismo dragón ¿Acaso es?...

Fleece: E-e-eres t-tú... ¡E-el d-dra-dragón de C-cloudfields! - exclamaba nerviosamente -

???: ¿Ah? ¿Qué? - Exclamaba confundido - ¿De que estas hablando? ¡Ah! ¡¿Acaso estuviste presente aquella vez?!

El núcleo de Fleece latía con rapidez, estaba presente con aquel que asesinó al rey Skywind y quién también atacó al reino entero de Cloudfiels.

???: ¡Ah! ¡Oye! ¡Fleece! ¡Espera, Fleece! ¡No es lo que crees! ¡Yo no...! ¡Argh! ¡Mira! ¡ARGH! ¡¿Por donde empiezo?! Mira, necesito que te calmes... ¿Sí? Se que estas confundido y alterado pero espera por favor... ¡Esto no es lo que parece!

Fleece comenzaba a tranquilizarse un poco, pero no podía quitar la mirada de su amigo.

???: Muy bien... Escucha... Es... Ah, es... Complicado de explicar... ¿Sí? Pero haber... Hagamoslo con calma... Es... Cierto... Yo... Asesiné a Skywind… Pero, oye... Espera... Esto… No es lo que parece… Es complicado... ¿Sí? Pero esto no son mas que engaños y mentiras que nos han inculcado... Fleece... Oye, tranquilo. ¿Si te gustaria escuchar la razón por la que lo hice?

Manteniendo su mirada en aquel dragón, Fleece lentamente agitó su cabeza indicando que si.

???: - suspiro - Menos mal... Muy bien... Aquí voy…

???: Mira, Fleece... Yo he existido en este mundo desde prácticamente sus inicios... Ví como la naturaleza de este mundo creaba poco a poco su naturaleza, su... - suspiro - su extraordinaria vida... Admiro y me quedo maravillado. Adoro cada ser vivo de este planeta. Yo en realidad soy como un ente "sin rumbo", aquellos seres que viven en todo el universo... Pero que si ellos gustan... pueden hasta viajar por todo el cosmos y tienen el poder como para alterar la vida y el orden mismo de un planeta. Sin embargo, cuando me percaté de este mundo y de su grandioso futuro, decidí quedarme para formarlo poco a poco y con amor. Cosa que en cuestión de 500 años... El mundo ya había logrado crear un auténtico ecosistema, sus reglas, órdenes y demás cosas... - suspiro - Hasta curiosamente... Aconteció un hermoso evento, uno que cerca de nuestra órbita, cada 500 años acontece una maravillosa lluvia de meteoros. Centenares de brillantes rocas orbitan el planeta momentáneamente con lo que le dan una vida y espectáculo al cielo... Uf, simplemente hermoso... Y esa... Noche... La tomé como algo sumamente especial ya que... Lo consideré como un auténtico evento de victoria... Pues había creado algo realmente maravilloso en este mundo... Algo con lo que ves todos los días, Fleece... Así es, estoy hablando de tu gente, los cubos... o como prefieren que los llamen, los “Geometrycians”... - Exclamaba con una gran sonrisa y alegría en el rostro -

Aunque... - Pero pronto cambió a una expresión seria y de dolor... -T odo cambiaría, desde... ah... - Se expresa entre triste y molesto - Hasta que él llegó... él, aquel que se hace llamar RobTop... Si, el supuesto “Dios creador de este mundo”... ya sabes quién es de seguro. ¿Más no conoces sus orígenes, verdad? Él llegó exactamente en el año 1000, estaba ocurriendo nuevamente aquella lluvia de meteoros, curiosamente unos pudieron entrar en la atmósfera del planeta y colisionar en la superficie, pero de todos ellos, uno solo se destacaba por su extraño brillo celeste… Impactó en un monte cercano del bosque en el que me encontraba, fui a ver si no hubo nadie cerca de la colisión, por fortuna nadie estaba ahí, más que… Él… Me llamó la atención su núcleo, el poder y forma del que estaba hecho... Me hacía sentir impactado y maravillado por él. De forma irónica, él se percató de mi presencia también y él fue el que me habló a mi primero, yo sin miedo le respondí, y no tardamos mucho en forjar una amistad. Apenas pasaban los días cuando yo le enseñé las cosas que era capaz de hacer, mi poder, mi magia... Él, impactado, me pidió que le enseñara, y yo con mucho gusto accedí. Increíblemente, RobTop no tardó en aprenderse todo de memoria y a la primera. Con su gran talento y poder, alcanzó un nivel de conocimiento y tenacidad comparados a los míos. Y esto que te relato, no fue más que tal vez un par de días de desarrollo. Me sentía sin dudas muy orgulloso de RobTop al ver sus tremendos avances... Pero, cegado por mi Ignorancia y orgullo, no me di cuenta de la clase de monstruo había creado... Resulta que… en lo más profundo y recóndito de RobTop, existía una auténtica bestia sedienta de sangre y poder, pues cuando menos me di cuenta, no solamente ya había aprendido y replicado con éxito ciertas cosas que hasta incluso yo no sabía, sino que además vio que la cosa era muy aburrida, faltaba algo... Algo que a Rob lo hiciera sentir satisfecho, hacía falta… Acción... Emoción... RobTop entonces no tardó en poner en situaciones graves a esta gente y hasta rayando en el apocalipsis... Hacia auténticos desastres naturales con tal de ver cuánto daño provocaba... RobTop a pesar de hacer todas estas atrocidades, no estaba satisfecho en lo absoluto... Y tanto fue así, que terminó por hacer eventos y catástrofes cada vez peores que al paso al que iba. Terminaría por provocar un cataclismo definitivo que llegaría a ser de forma inminente. Apenas me iba enterando de todo esto, y ya comenzaba a planear cómo destruirlo. No podía permitir que algo catastrófico le pasara a este mundo. Entonces, me dirigí a aquel monte donde impactó en el planeta por primera vez dispuesto a confrontarlo para detenerlo y destruirlo, pero resultó que él ya me estaba esperando, era más listo de lo que esperé... Ese desgraciado ya lo tenía todo fríamente calculado... Veía muy bien los posibles futuros. Así que cuando lo enfrenté… Logró darme el factor sorpresa. Pues RobTop me atacó con todas sus fuerzas y para colmo. Golpes y hechizos que me costaban mucho eludir y reflejar. Por lo que me hirió de forma severa en un tiempo muy corto, y eso fue demasiado para mí y mi núcleo. Un golpe eficaz y fuerte fueron suficientes para dejarme noqueado y completamente vulnerable. Estando inconsciente, el canalla me robó gran parte de mi poder e incluso, me degradó a la forma cúbica de ustedes. Botándome en este mundo a mi suerte y ahora siendo él quien dominara y modificara el planeta a su antojo...

Pero RobTop había cometido el grave error de dejarme con vida... Y eso lo pagaría muy caro... Así que me armé de valor, tome el tiempo necesario para tratar de buscar medios para recuperar mi poder, pues a pesar de que conservaba parte de esta... Tuve que desaparecer pues temía por mi seguridad y que sospecharan de mí, cosa que no quería, así que me oculte en las sombras... Afortunadamente, en mi travesía fui encontrando a gente que se convencía de que todo este mal era por una razón, esa gente fue desde seres legendarios hasta animales comunes. Pronto, formaría un grupo rebelde, al que pude convencer de que el mal esparcido en el planeta era obra de un ser poderoso de nombre “RobTop”. Tuvimos que vivir ocultos por mucho tiempo para esconder nuestras intenciones del público. RobTop, igual que nosotros, se mantuvo oculto, pero de una manera espiritual… Él sabía que aún no era tiempo para mostrarse, pero también entendía que necesitaría ayuda, tanto para tener un informante, como para tener a alguien en quien confiar, e igual de fuerte como un ser legendario, hablo de Skywind, un ser nuboso cargado de energía de relámpagos. Pasaron los Días, Semanas, Meses, Años... Algo que empecé a notar es que yo también envejecía, Rob no solo me había quitado la mayoría de mi poder, sino que también mi inmortalidad, aun así, tenía varios siglos por delante y no me rendiría tan fácil. Los años posteriores a los 1000 fueron tiempos difíciles, muy oscuros… No solo nosotros nos esconderíamos, sino… casi todo mundo, nuevas amenazas habían aparecido, monstruos y bestias malignas. Hasta incluso, algunos cubos cayeron en la locura. En esta época, si eras débil, parecerías… Fueron tiempos horrendos…

Pero las cosas cambiarían en los, precisamente... 1500. 500 años ya había pasado desde… aquel maldito día… Más no me esperaría una situación así… Era una noche tormentosa, uno de nuestros espías nos avisó que sucesos extraños ocurrían en la vieja torre que yacía en el gran cañón de nuestra región, y que ahí… se encontraba Rob... Pero con una forma de aspecto... inferior…. No lo pude creer a la primera, pero estaba convencido de que podría ser él, nos dirigimos al pilar de luz y… y efectivamente así fue… Pero hubo algo… Resultaba que él no estaba sólo… Estaba acompañado por otros 4 cubos, y dos de ellos sí que los reconocía… No supe muy bien lo que sucedía, pero se les veía con mucha prisa, como si algo los tuviera al filo de la navaja… Así que nos dimos cuenta que la oportunidad era más que perfecta… Yo y mi equipo nos dirigimos a la torre también, pero cuál fue la sorpresa que el sitio estaba infestado por más bestias oscuras… Así que como pudimos nos defendimos y nos percatamos que Rob y el resto estaban subiendo, así que nosotros tratamos de alcanzarlos… Yo y mis guerreros nos habíamos preparado para un momento así, era el momento perfecto para acabar con todo de una buena vez. No podríamos permitirnos dejarlo escapar de nuevo… Así que encaminandonos hacia la cima, luchando como podíamos pues de alguna extraña manera, aquellas bestias eran más difíciles de destruir de lo esperado... Estábamos realmente dispuestos a terminar lo que empezó él, no importaba que se nos cruzara. Lo que me di cuenta fue que Rob y los demás perseguían a alguien… A un cubo... Con alas… Me extrañé bastante, pero este otro individuo, por cómo se movía… Parecía también presionado y era él quien creaba a estas bestias... No dije nada y continuamos luchando… Fue duro y complicado, pero cuando justo llegábamos al penúltimo piso… Escuchamos un fuerte y retumbante estruendo… Aquél y oscuro cubo con alas parecía haber derrotado al equipo entero de RobTop, pero no sabiamos si compartía nuestras intenciones… Pero debiamos arriesgarnos, así que cuando ya íbamos a subir… De la nada, se oye como golpean algo de vidrio pero quebrando algo… No rompiéndolo, cuando quise voltear de la nada, uno de los secuaces de RobTop se transformó en un Dragón, precipitándose sobre este otro cubo y tirándolo al acantilado… Cuando íbamos a aprovechar el daño que tenía RobTop, me percaté que subir por la torre nos costó más de lo esperado… Pues la mayoría de nosotros, que éramos como 50… Quedaban apenas 4… Y estábamos demasiado débiles y dañados como para continuar, así que aprovechando que no se habían percatado de nuestra presencia… Decidimos retirarnos antes de que alguien nos viera… No pasó ni un minuto cuando de la nada, una enorme explosión oscura se hizo presente en el fondo del acantilado… Y… Extrañamente, todos nos sentimos como si un gran peso se hubiera quitado de encima… Nunca comprendimos qué fue lo que sucedió… Pero al final continuamos nuestro camino… Poco después logramos salir de la torre y ocultarnos de nuevo, paro yo decidí quedarme un poco más, cuando RobTop y los otros tres salian también, resulta que muchas personas habían acudido a ver lo que sucedía, pues vieron aquella explosión… Fleece, cuando la gente vio a esos 4 tipos… Rob no desaprovechó y se presentó a ellos como si él no solamente lo hubiera hecho todo. Además, ¿Recuerdas a los otros dos cubos que te mencioné? Bueno... Aquí te presento, a Gesh y Metray, seguro habrás visto aquella estatua en Geometro, ¿no? Habrás oído de ellos de seguro, pues fueron los fundadores del Dash. Regresando al tema… Noté en ellos una energía muy negativa en sus núcleos, pero a la vez potente. Del otro cubo sobreviviente jamás supe muy bien de quien se trataba… Pero… - voltea hacia un lado evitando mirar a Fleece – Después de lo acontecido, Rob comenzó a mostrarse ante la gente con normalidad, y se anunció ante ellos como su nuevo protector y anunciando a sus acompañantes, Gesh y Metray, como los “salvadores” del mundo, quienes acababan de vencer a un demonio que atormentó al planeta desde hace muchos siglos… Los cubos creyeron sus engaños, quedó claro que ahora él buscaba aumentar su ego, ya tendría más control sobre ellos… Al ver esto, no me quedó de otra más que retirarme... Mi gente y yo tuvimos que permanecer cautivos nuevamente, no podríamos hacer nada ahora…

Pero hasta Rob sabía que entre todos los seres vivos de este planeta, quedarían algunos… Inconformes… Estaba paranoico, no nos derrotó por completo y sabía que aún quedaban seres legendarios. Pensara o no que aquel cubo era de nosotros, él de todas formas creó a sus soldados de nombres “Ascendidos”, cubos con núcleos superiores a las personas que ves normalmente, ágiles y poderosos guerreros. Con estos soldados, sería suficiente para mantener en control a sus ciudadanos y a los rebeldes. Lo peor vino durante los 1800, donde RobTop haría la peor masacre de la historia… Tal vez lo has escuchado... "El Exterminio"…

RobTop y compañía arrasaron con cualquier ser mágico o legendario que encontrarán, desde los seres más sabios y poderosos hasta los más pacíficos y pequeños que tuvieran sólo una mínima cantidad de poder en su interior… No hubo piedad, no hubo perdón para aquellos… Nadie… ¡Aquel monstruo decía que eran seres malignos! – Exclama de manera molesta - ¡Indeseables que planeaban acabar con los cubos y reinar estas tierras!... – vuelve a poner una expresión seria y triste– Los buscó y eliminó a todos... – saca una pequeña sonrisa - Afortunadamente… unos pocos se salvaron… confiaron en nosotros y se nos unieron… Ese… Fue el colmo de todo… Ahora sí había llegado demasiado lejos… Y debíamos hacerlo pagar por todos sus actos… La piedad ya no existirá cuando llegue su hora...

Pero volvería a ocurrir otro giro en la historia, ahora afectándome severamente… Te había contado que me había vuelto mortal ¿no?, bueno… la cosa es que yo no duraría para siempre, ya estaba en mis últimos días de vida, no podría dar para más… Moriria… y lo haría sin poder haber derrotado al causante de tanta destrucción… Pero… Mi gente… Ellos aun seguían creyendo en mi, concentrando su energía y fuerza, uniendo sus núcleos, compartieron algo de su esencia conmigo, más de la que esperaba, fue suficiente para darme unos años más de vida y además de ello, devolverme a mi forma normal de dragón. Prometí no defraudar a quienes creyeron en mí ahora, y eso haré…

RobTop aún tenía ese pensamiento de que los rebeldes seguían ahí, sus preciados Ascendidos ya no eran como antes… Desarrollaban sentimientos… cosa que a RobTop le desagradaba en sus ejércitos… Entonces creó a la Brigada Robótica, un grupo de robots cazadores y rastreadores que acabarían con cualquier amenaza poderosa que le afectara a Rob, por suerte pudimos destruirlos a todos… Pero… Solo uno de ellos quedó y aún sigue activo, actúa como un geometrycian cualquiera… Puede que parezca alguien difícil de acercarse o que incluso tenga cierto temperamento, que te parezca alguien malo. Fingirá tener sentimientos, pero en realidad lo hace para que bajes la guardia... Y cuando menos te lo esperes, te atrapará y te destruirá… Y lo hace así de frío y vil porque es una máquina, las máquinas no tienen sentimientos… Y a esa cosa no le importaría en nada deshacerte de tí… Aunque algo peor es… Que no recuerdo su nombre…

Geometryca prosperó sin problemas los siglos siguientes al 1800, ninguna catástrofe ni masacre… Hasta ahora…

RobTop planeaba un reto definitivo para Geometryca, uno del que sería más difícil escapar… Un monstruo… Que se extendiera a todas partes y afectaría a todo ser vivo… Sería extremadamente potente e implacable… Agresivo y salvaje… Lo llamó… La “Oscuridad”, aún no se de lo que es capaz de hacer, pero sé que es grave y más grande que cualquier otra catástrofe jamás hecha. Escondió este secreto de todos y hasta de su mano derecha, Skywind, pero de él fue quien me enteré… Sabía que Skywind tenía sentimientos… No era una bestia como lo es RobTop… A Sky le importaba mucho su reino, aquel que desarrolló y protegió durante siglos… Lo convencí de trabajar conmigo y él accedió… Logramos forjar una amistad, y él... Nos serviría como espía en la torre de Rob, donde ocultaba sus secretos. De ahí obtuve la información de la Oscuridad… Rob la fue soltando, ella solo se extendería y encontraría a quienes y donde infectar…

Pero cuál fue la sorpresa que mientras planificaba con mi equipo los próximos movimientos a seguir… Me percaté de que había problemas en Cloudfields, la Oscuridad estaba invadiendo el reino… Me impacté y volé hacia allá… Algunos de mis guerreros querían venir conmigo. Cosa que les negué pues era demasiado arriesgado… Al llegar, no era lo que me esperaba… La Oscuridad se había extendido rápido, tanto que casi la mitad de la población ya se había infectado de esta extraña materia… Gritos, fuego, explosiones... ¡Todo tan... Horrible! Tan solo tenía las esperanzas de que Sky estuviera bien, pero cuando llegué... Ya era tarde… Ya había sido infectado… No había forma de deshacer la corrupción en él, ningún método… Tampoco permitiría que un ser tan poderoso como él quedará infectado, y ahora siendo muy peligroso sin dudas empeoraría las cosas, lo único que quedó por hacer fue… Asesinarlo… - pone una expresión muy triste – Combatí con él a muerte... Él, expulsando todo su poder... luchó como pudo para asesinarme o corromperme o lo que sea que quisiera hacerme. La batalla se llevó a cabo incluso hasta afuera de su castillo, momento que seguro fue cuando me viste. Fue duro, tenso y muy arriesgado, pero justo cuando me iba a dar el golpe final... Yo logré darle el factor sorpresa y regresar su propio ataque... Justo en el blanco... Penetre su núcleo con uno de mis ataques mágicos… Y ví... Cómo comenzó a desvanecerse en el aire… Esto es lo que estaba haciendo Rob… tanto que hasta traicionó a su mano derecha… Viendo que ya no había nada más que hacer, me camuflé y seguí mi camino… - Se queda callado un momento, acto seguido… Voltea a ver a Fleece - Pero ahora, mi misión es convencerte para que te unas a nosotros, por eso te contacto una vez más para que nos ayudes. Seguimos sin ser suficientes... E incluso, no garantiza que ganemos con todas las amenazas que tenemos encima. Pero más vale maña que fuerza ¿No? Esa es nuestra meta, pueda que parezca que sea tarde, pero aun no lo es... ¡Aun hay esperanzas! ¡Aun podemos ganar! Tan solo es cuestión de hacer las cosas adecuadamente... Y tú, Fleece... Tienes un tremendo potencial... y lo sé desde aquella primera vez que te conocí, hace algunos años… Cuando la Oscuridad se reprodujo en forma de neblina tóxica en tu pueblo, aquí en Glowville… Mientras todos dormían… Yo, con esperanzas de salvar a algunos cubos de la locura, ingresé en modo espiritual y entré a las mentes de aquellos que habían sido afectados para combatir a la oscuridad. Salvé a muchos, pero no pude salvarte por completo a ti, Fleece… Pude derrotarla pero ya había hecho de tu mente un caos… Pero… algo que había en tu mente me atrajo, la exploré y con lo que encontré me di la idea de que no eras un cubo común ni corriente, es más… ni siquiera un cubo, un ser especial, uno que nos envió el universo para ayudarnos… Y te diré que… Todo lo que habías visto hasta ahora durante tu travesía hasta esta cueva, esos laberintos, esos espejos con imágenes diferentes, esos espectros… Todos ellos conforman tu mente… Yo tuve que pasar por lo mismo para llegar hasta acá, que al parecer… Ahora estoy atascado en este gélido hielo negro, puedo entrar y salir de tu mente, pero no puedo moverme más allá de este punto en el que me encuentro ahora, esto es una de las muchas defensas de tu mente, pero no te preocupes por ello… Aun así, con mi súper eco pude contactarte desde aquí, hasta aquella sala del principio. Pero... Dime... - dice con seriedad- ¿Crees en mí? ¿Crees en mi historia? ¿En lo que ha estado sucediendo en realidad? ¿En la clase de Apocalipsis que estamos enfrentando? ¿En la clase de persona que es RobTop? O como muchos... Crees que soy un mentiroso... Que trata de conseguir algo que ni yo podría saber qué pues... Si de verdad mintiera... Creo que no me tomaría tantas molestias para contactarte a ti... Y a otros pocos... ¿O no es así?

Fleece quedó impactado por lo que dijo, volteo a todos lados, esta vez con una expresión mas triste y seria. Este mundo no parece ser lo que él creía, ni ese tal Rob al parecer... Volteó nuevamente a ver a su amigo y respondió...

Fleece: Mi yo si creerte…

???: ... – Se mantiene en silencio por unos segundos -De... ¿De verdad? - Exclamaba impactado y un tanto sorprendido - ¿No me mientes?

Fleece agitó su cabeza arriba y abajo afirmando que sí.

???: Ah... - Exclamaba realmente impactado... Tanto es así que en su rostro muestra una gran expresión de alegría y sorpresa, al final. Emocionado, exclama - ¡No puedo creerlo! ¡Te he convencido! ¡Y-y qué creí iba a ser muy difícil convencerte! ¡Esto es grandioso! - Exclamaba emocionado, pero pronto esa expresión cambia a una seria y añade - Ah... Perdón, me... Exalté... Ah... ¿Qué estoy haciendo? Ando actuando como si ya hubiera ganado esta guerra... Pero... Sin dudas, con tu ayuda Fleece, esto va a ser muy distinto, demasiado diría yo... - Exclama al final con una leve sonrisa -

De repente se empezó a escuchar el sonido de la lluvia golpear el suelo, pero no había lluvia... Un trueno es escuchó con fuerza, Fleece ya estaba despertando…

???: ¿Ah? Oh... Ahora entiendo... Es una lástima... De tantas preguntas que aún tenía... Pero no importa ahora... Esta no va a ser la primera ni última vez que nos veamos... Fleece... No te aseguro que nos volvamos a ver en otro sueño tuyo... Pero lo que sí te aseguro es que nos veremos las caras en algún momento en la vida real... - exclamaba mientras sacaba un tipo de pergamino, ponía su garra derecha enfrente de esta y de sus garras, cada una sacaba un rayo púrpura quemando ligeramente la hoja de este... Acto seguido, el Dragón se detiene y lo cierra, cierra los ojos concentra bastante energía en el pergamino al punto de incluso quejarse... Este emite un destello dorado e inmediatamente extiende su mano para dárselo a Fleece - Tómalo, Fleece. Ahí tendrás escrito y dibujado lo que necesitas para llegar hasta mi... Pero por favor, si vas a hacerlo... Asegurate de que nadie lo sepa, en especial tus amigos...

Un espeso humo negro comenzó a aparecer de la nada, obstruyendo la vista de Fleece y cubriendo a su amigo.

???: Ah, y Fleece… cuidado con ese robot...

Fleece: ¿Eh? ¡Esperar! ¡Yo no saber tu nombre...!

Fleece despertó de su profundo sueño, percatandose de la tremenda tormenta en la que estaba, y… de una extraña silueta frente suyo… reconoció ese ojo rojo lleno de furia...

Maxwell Rottenware: Vaya vaya vaya… pero miren a quien tenemos aqui…

Fleece permaneció en silencio absoluto, mirando fijamente al cubo…

Maxwell Rottenware: Pagaras muy caro por lo que me has hecho, Fleece...

~

Ana le otorgó su cuarto a Nika, tan solo sacó unas sábanas de su closet y bajó a la sala, los sofás ya estaban ocupados por los chicos, entonces puso las sábanas en el piso, tomo un cojín y se recostó, comenzó a dormir…

Dentro…

Muy dentro…

En la nublada mente de Annabelle…

Ana: - levantándose del frío piso de un área desolada y oscura y con solo un único foco en el techo que ilumina al cubo - ¿Q-que? ¿Donde estoy?... Un momento…

???: Vaya, vaya... Pero miren a quien tenemos aquí... Tenemos a la grandiosa Anabelle Bashton... Hasta incluso, ¡Parece reconocerme! Eso es espléndido... Entonces no tengo que andar repitiendo cada maldita vez lo que soy a gente tan retrasada como ustedes…

Ana: ¿Ah? ¿Que? ¿Alguien me está hablando? Lo siento, creo que soy muy retrasada para entender lo que dice, señora.

???: ¡Oh! ¡Jajajaja! ¡Que buen chiste! Me sorprende que respondas así para que seas una chica... Eres dura ¿Ah?... Me gusta...

Ana: ¿Fue un insulto? Habla ya y dime qué es lo que quieres ahora.

???: Sí, sí lo que digas... Deja de ser sarcástica y escucha... Hablemos en serio, seguro has oído sobre aquel torneo que ustedes tanto aclaman como "Geometry Dash" ¿No? Bueno... He de suponer que vas a participar... Dime... Que te garantiza que vas a ganar... Aunque gente del montón como tú participe y personas con relación o extrema habilidad no concurse... ¿Qué te garantiza que si quiera vas a avanzar de la primera ronda? Toma esto como quieras... Pero te diré de una vez que hay gente que de VERDAD se ha esforzado en esto y superan con creces tu habilidad

Ana: Todavía quedan muchos meses para ese torneo y lo sabes... Tengo mucho tiempo para practicar lo suficiente cada técnica y cada timing. Mis 3732 estrellas prueban que he hecho lo suficiente desde hace tiempo. Sin contar los 34 demons que he vencido. Tengo el espíritu para poder participar, aunque no garantice que gane...

???: Espíritu... Es bueno... Pero mi punto es que no vas a lograr hacer gran cosa... ¿Y los que casi llegan a las 5000 estrellas? ¿Y los que han vencido 50 demons? Aunque jamás hayan pasado uno realmente complicado, sin dudas tienen una habilidad mayor. Yo lo que quiero conseguir es que ni siquiera te molestes en intentarlo... En serio, te van a aplastar... Vas a experimentar un horrible tiempo ahí

Ana: He estado ya en los anteriores Geometry Dash, me aplastaron pero por lo menos intente, se que me espera este año, y se como lidiarlo.

???: Entonces sufre... Sigue intentando sin rumbo alguno... Además... Está el tema de esta plaga... ¿Crees que si quiera va a ser erradicada antes de que el torneo se lleve a cabo? No conoces a RobTop... ¿Siquiera has visto que ha dicho algo? ¿O ha intentado "consolar" la situación? ¿No te parece muy sospechoso que parezca que no existe? Recién aparece esta plaga y él ni sus luces...

Ana: Tarde o temprano lo hará, los Ascendidos se encargan de eso. Además, la mayoría de nosotros ya se ha acostumbrado a la ausencia de ese tipo...

???: - se ríe peculiarmente - Lo que no sabes es que hasta sus Ascendidos van a... Caer... Pues esta plaga de VERDAD es implacable... Solo un roce bastaría para convertirlos en otra cosa... No tienes ni la menor idea de lo que soy capaz... Annabelle... Y me alegra oír que ya se acostumbraron a su ausencia... Entonces eso quiere decir que si lo elimino... No va a haber mucho problema... ¿Cierto? Lo siento Ana, pero temo decirte que voy a tener que arruinar su preciado torneo...

Ana: Hazlo. De todos modos oí que unos tipos en Geometro realizarán un torneo similar. ¿O también arruinaras ese?

???: - se ríe - Ingenua... Sea eso un sarcasmo o no... ¡Voy a arrasar todo! ... Ah... No me digas... Piensas que esto me lo ando inventando... ¿Verdad?

Ana se mantiene en silencio con una cara seria.

???: ¿Ah? ¿Porque esa cara eh? No esperé esa reacción... - se queda callado un momento - Ah... ¡Jejejejejeje! ¡Ahora lo entiendo! ¡Ahora sé porque tu Núcleo se siente tan tenso! ¡Desde el principio sabías que era algo más! Pero más no queríamos creerlo... ¡¿Pues que diablos pensaba que era?! ¡¿Eh?! ¡¿Acaso una simple pesadilla y un monstruo creado en tu mente?! ¡Me decepcionas! ¡Ana! ¡Creí que te estabas dando cuenta! ¡Pues admirame! ¡Tienes el grandioso privilegio de oír al legendario monstruo de las sombras! ¡Al rey de la Oscuridad! ¡Así es! ¡La Oscuridad misma! Pero seguro no entiendes lo que digo... Aunque... Jejejejeje... Si que me entiendes en cierta medida... Pues tú estuviste ahí... Sí... En Cloudfields... ¿Cierto? Dime, Ana... ¿Como te fue ahí? ¿Fue una experiencia agradable?

Ana: ¿Rey de la oscuridad, eh? Contesta primero mi pregunta ¿Por qué pierdes el tiempo hablando con un cubo cualquiera, una mas del montón como tu dices?

???: - Se ríe burlonamente y fuertemente, pronto... Un par de ojos al rojo vivo se hacen presentes - ¡Porque precisamente ahí entra lo interesante, Ana! ¡¿Crees que saliste?! ¡¿"Limpia"?!

Ana: Pues aun no me ducho... así que...

???: - Se ríe levemente - Sí... No te has bañado... Era obvio... - De pronto, un pilar sale de la nada debajo de Ana golpeando gravemente y azotándose en el suelo - Pero... Pongamos esto interesante... Escucha, escoria... Yo que tu me empezaría a alejar de todo lo que conoces... De los torneos... De tus amigos... De... Fleece...

Ana: ¡Ah! ¿Por que de todos ellos mencionas a Fleece?... - se mantiene en silencio por unos segundos - ¡¿Que planeas?!

???: - Se ríe - ¿No que era un payaso inventándome historias? ¡¿Ya ves cómo sí se me debe tomar en serio?! Haber... Escucha, ¿Siquiera te has dado cuenta de algo? ¿No es casualidad que SIEMPRE que tratas de ayudar a Fleece, siempre te andas metiendo en problemas? Y además... ¿Siquiera has visto progreso alguno en recuperar sus memorias? ¡Se realista, Ana! ¡Ni siquiera sabes quien es! ¡Es tan solo un ingenuo niño que no hace otra cosa más que hacer idioteces! ¡Ni siquiera sabes cómo controlarlo! Dime ¡¿De verdad crees que lo podras ayudar?!

Ana: Tengo la fé de que puedo hacerlo, no sabes nada de él... Es alguien especial, no es como alguno de nosotros.

???: Así es... No es como alguno de ustedes... - Ana no lo ve, pero por alguna razón siente que aquella cosa le sonríe - No creas que es casualidad que te ande hablando si eres alguien más del montón... Te hablo porque tratas de ayudar a este chico... Y Ana, en serio... Deja de intentarlo, no te va a provocar otra cosa más que la muerte misma...Te va a contagiar su locura y además... Lo estas demostrando, te estas alterando demasiado... Admítelo... Todo esto te está afectando más de la cuenta... Tan sólo piénsalo... No solo arriesgas la integridad de tu propia salud... Si no además... La de tus amigos, y no lo niegues... Te preocupas bastante por ellos

Ana: ¿Que si lo hago? Puedo preocuparme tanto como pueda. ¿Todo esto a que viene? ¿Tú te preocupas por mí ahora?

???: ¿Porque crees que estás aquí? ¿Hablando conmigo, eh? - dice en seco y muy en serio -

Ana: Qué raro que un ente todopoderoso y malévolo se preocupe por alguien cualquiera ¿o es acaso que ves algo especial en mi?

Pero de la nada, en el interior de Ana se siente un tremendo dolor... Como si algo dentro de ella le aplastase algo, y además... Tanto es así que hasta se retuerce...

???: ¡¿Lo sientes?! ¡¡¿¿Lo sientes??!! ¡He ahí la muestra del porqué debes de alejarte de TODO! ¡¿Siquiera estás entendiendo lo que te estoy diciendo?! - exclama molesto -

Ana: ¡AH! - grita dolorida - ¡Tú dime por qué te preocupas por mí existencia! ¡No me importa salir herida, no me importa si muero! ¡Ah! ¡Todo sea por mis amigos! ¡¿Que no entiendes bestia estúpida?!

???: ¡¿QUE ACASO TÚ NO ENTIENDES RETRASADA?! ¡Nadie puede escucharme, o verme o hablar conmigo si NO ESTÁ INFECTADO!

Ana: ¡¿Que?!

???: ¡LO QUE ESCUCHASTE! ¡Si yo quiero puedo convertirte aquí y AHORA! ¡¿Sientes como crece?! ¡¿Sientes como duele?! ¡Pues admira a la Oscuridad pequeña retrasada! ¡Admira la corrupción que sin que te dieras cuenta! ¡Te contagiaste en Cloudfields! ¡Ohh! ¡Así es estúpida! ¡POR ESO ES QUE ME PUEDES ESCUCHAR! ¡Porque ahora ya no eres normal! ¡¡Dije que sería sutil contigo! ¡Pues aquí está! ¡Te estoy revelando todo esto porque eres alguien bastante diferente a otros! ¡Te estoy dando el PRIVILEGIO de decirte lo que sucede! ¡Por eso te estoy diciendo que te alejes de TODO! ¡Por eso te estoy diciendo que olvides a Fleece y al torneo y todo lo que añoras! Porque ya es tarde... Y ahora nada ni nadie podrá salvarte... Olvida incluso... Un futuro mejor... Tú... Ya estas condenada... Annabelle Bashton... - De pronto, el ser lo levanta y lo vuelve a azotar fuertemente contra el suelo y quitando aquel extraño dolor en su Núcleo - Se acabó... Ana... Ya no hay NADA que te pueda salvar... ¡Si sigues poniéndote en contra! ¡Tú y tus amigos morirán! ¡TODOS AQUELLOS QUE SE OPONGAN A MÍ Y A MI IMPERIO MORIRÁN! ¡Todos los que se atrevan a obstaculizar MIS planes serán ejecutados! - De pronto, los ojos vuelven a hacer acto de presencia, pero ahora son ojos reptilianos, y de la nada... Una garra como la de un dragón sujeta a Ana aplastandola... - ¡Ya basta de todo este teatro! ¡Tan sólo te haré una última pregunta, retrasada! ¡¿A quedado claro todo lo que te he dicho?! ¡¿Eh?! ¡¿HA QUEDADO CLARO?! ¡¿O TE LO TENGO QUE ESTAR REPITIENDO?!

Ana: - retorciéndose de dolor - ¡P-púdrete!

De repente, en la oscuridad en frente de Ana, comienza a notarse un destello púrpura dando la silueta de una gran boca con colmillos enormes. Las fauces se abren más, mostrando un fuego púrpura que le es disparado a Ana, cubriéndola por completo.

Todo es oscuridad de nuevo…

Ana se despierta con un grito que alerta a sus amigos quienes estaban dormidos en los sofás.

Kenjy: ¡Ah! ¡¿Que demonios Ana?!

Carloh: ¿Q-que pasó?

Se oye a Nika bajando por la rampa del segundo piso.

Nika: ¡¿Chicos, pasó algo?!

Ana: - Se mantiene en silencio por unos segundos, su cara muestra espanto - S-solo un mal sueño… Eso es todo...

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.